Inmunología y Alergias

La inmunidad es la capacidad del cuerpo para resistir los ataques de casi todos los organismos y las toxinas que podrían causar algún daño.

Inmunidad innata: consiste en acciones como fagocitosis de bacterias, destrucción de los organismos patógenos por secreciones ácidas y las enzimas digestivas, la resistencia de la piel a la invasión y la presencia en sangre de ciertos compuestos químicos que atacan y destruyen los organismos extraños.


Inmunidad adquirida: es la capacidad del organismo para presentar mecanismos muy específicos y eficaces contra agentes invasores concretos como ciertas bacterias virus y toxinas potencialmente mortales.

Hay dos tipos fundamentales de inmunidad adquirida.
1.              Inmunidad humoral o de las células B.
2.              inmunidad celular o inmunidad de células T.

Los linfocitos son la base de la inmunidad adquirida.
Hay dos poblaciones de linfocitos:
1.              los linfocitos de una de las poblaciones se modifican en el timo, estos son los llamados                       linfocitos T. y son responsables de la inmunidad mediada por células.
2.              Los linfocitos B, se modifican en el hígado en la vida fetal y son los responsables de la                       inmunidad humoral.

El timo procesa los linfocitos T.: en el timo los linfocitos se dividen rápidamente y se diversifican extraordinariamente para poder actuar contra diferentes antígenos específicos.

El hígado de la médula ósea procesan los linfocitos B.: una vez procesados los linfocitos B. migraron los tejidos linfáticos de todo el cuerpo y allí se almacenan cerca de las zonas en las que lo hacen los linfocitos T.

Un repertorio de linfocitos preformados esperan a ser activados por un antígeno.
Cada conjunto diferente de linfocitos capaz de formar un anticuerpo específico o una célula T. activada concreta es lo que se llama un clon de linfocitos. Todos los linfocitos de un clon son idénticos y todos derivan de un linfocito progenitor de un tipo específico.

Linfocitos B.: inmunidad humoral y anticuerpos
Un antígeno entra en el cuerpo, los macrófagos del tejido linfático lo Fagocitíca y después lo presentan a los linfocitos B. adyacentes. Los linfocitos B. latentes específicos para ese antígeno inmediatamente aumentan de tamaño finalmente se transforman en células plasmáticas productoras de anticuerpos.

Formación de células de memoria
Son células que ya han sido expuestos al antígeno, o clones  de células que ya han sido expuestas.

La exposición posterior al mismo antígeno provoca una respuesta basada en anticuerpos, mucho más rápida y potente.

Los anticuerpos son proteínas Granma globulinas, llamadas inmunoglobulinas.
Existen cinco clases generales de anticuerpos cada una de las cuales tiene una función concreta:
1.              IGM
2.              IGA
3.              IGG
4.              IGD
5.              IGE
Las IgE son las más abundantes y constituyen aproximadamente el 75% de los anticuerpos de una persona normal.

Esto sin activación del agente agresor directamente de una de las siguientes maneras:
Aglutinación: en la que muchas partículas grandes con antígenos en superficie como las                     bacterias a los eritrocitos se unen en un grumo.

 Precipitación: en la que el complejo molecular formado por el antígeno soluble y el                           anticuerpo se hace tan grande que se vuelve insoluble.

Neutralización: en la que los anticuerpos cubren los lugares tóxicos del agente antigénico.

El complemento: el complemento puede estimular la fagocitosis de los neutrófilos y los macrófagos, causar ruptura de la membrana celular de las bacterias u otros organismos invasores y estimular la aglutinación, atacar la estructura de los virus y estimular la quimiotaxis de los no profundos y los macrófagos, e inducir la liberación de histamina por parte de los mastocitos y los basófilos, estimulando así la vasodilatación y la salida del plasma lo que su vez estimula el proceso inflamatorio.

Activación del complemento por la vía clásica: es lo que se conoce a la activación del complemento por la reacción antígeno anticuerpo.
Activación del complemento por la vía alterna: es la que se produce cuando no interviene la reacción antígeno anticuerpo.

Atributos del sistema de linfocitos T., inmunidad celular.
Cuando los macrófagos presentan un antígeno específico los linfocitos del clon de tejido linfático específico proliferan y se produce la liberación de una gran cantidad de células B. activadas de manera paralela a la liberación de anticuerpos por las células B. activadas.

Diversos tipos de linfocitos T. con diferentes funciones.
Hay tres tipos  principales de células
1.              células T. colaboradoras
2.              células T. citotóxicas
3.              células T. supresoras.
Las células T. colaboradoras son las células T. más abundantes del cuerpo.
Estas producen una serie de proteínas mediadoras llamadas linfocinas.

Las células T. colaboradoras secretan interleucina dos, interleucina tres, interleucina cuatro, interleucina cinco, interleucina seis, factor estimulante de las colonias de granulocitos y monocitos, interferón y en ausencia de las linfocinas producidas por las células T. colaboradoras el resto el sistema inmunitario se paraliza casi totalmente. El virus del síndrome de la inmunodeficiencia adquirida sida desactivado destruye esta células T. CD4 colaboradoras lo que conduce a quedar casi desprotegido contra las enfermedades infecciosas.

Las células T. citotóxica son capaces de destruir microorganismos mediante el ataque directo.
Por esta razón también se le llama células agresoras o células asesinas NK (natural killers) Secretan proteínas formadoras de agujeros llamadas perforinas.

Tolerancia inmunológica
El sistema inmunitario reconoce los tejidos propios como totalmente diferentes a los del resto de los organismos invasores. El fenómeno de la tolerancia se desarrolle durante el procesamiento de los linfocitos T. en el timo y los linfocitos B. en la médula ósea.
El fracaso del mecanismo de tolerancia del lugar enfermedades autoinmunes tales en la que el sistema inmunitario ataca los propios tejidos  como la fiebre reumática.

Alergia e hipersensibilidad
Algunos tipos y alergia se deben a los anticuerpos IgE. Estos anticuerpos se llaman reaginas o anticuerpos sensibiliza antes.

Los anticuerpos IgE  pueden unirse fuertemente a los mastocitos y basófilos lo que provoca la liberación de muchas sustancias vasodilatadoras y el incremento de la permeabilidad capilar.
La urticaria, la fiebre del heno y el asma se producen por este mecanismo.


0 comentarios: (Agrega el tuyo)

Publicar un comentario

Selecciona un perfil en: Comentar Como